“El cumpleaños secreto” de Kate Morton. Por Victoria Santisteban.

El cumpleaños secreto de Kate Morton ha sido una novela fácil de leer. A raíz del fallecimiento de la madre de la protagonista de la historia, se desencadenan una suerte de acontecimientos que revelan  los secretos escondidos de una familia perfecta a través de continuos flashbacks. El pasado descubre el presente.

 Un relato que se construye en cada capítulo, con idilios y desamores. Un oscuro pasado que se remonta a la segunda guerra mundial, viene a ser heredado por la siguiente generación. Cada uno de los personajes tiene especial relevancia. Un joven muy enamorado cuyo padre está sumido en una enfermedad que le hace revivir el pasado una y otra vez. Una joven dispuesta a comerse el mundo que forma una familia tras sucederse una serie de hechos traumáticos. Y su mejor amiga, un personaje misterioso. Un suceso luctuoso transforma las vidas de los actores y es la protagonista la que se encarga de investigar en la distancia temporal el pasado de su madre, que tiene que reconstruir para poder comprender.

Una historia muy bien estructurada y relatada de forma elegante. Unos personajes que no dejan indiferente por sus giros. Un claro mensaje que nos traslada la verdad del pasado de nuestros progenitores. ¿Idealizamos demasiado a nuestros padres?, ¿los juzgamos?

Siempre digo y lo repito hasta la saciedad, si es necesario, que no existe un mal libro. Todos tienen derecho a existir, a ser escritos y a ser leídos (bueno hay alguna excepción, pero puntual). Este en concreto es de los que considero como puente o intermedio hacia otro o entre otros. Es una lectura recomendable, ya que toda lectura enseña y aporta información, pero no en la que tengamos que implicar un alto grado de concentración.

Kate Morton es una excelente escritora, no tengo duda al respecto. Y seguramente me reafirmaré en esto continuando con su obra.

  • Fotos extraídas de google books y del blog quelibroleo.com.

Share This:

Momo de Michael Ende. Por Victoria Santisteban.

     Momo es una niña que vive en un anfiteatro, que viste de cualquier forma y que está muy delgada. Es guapa, con el pelo alborotado y tiene unos grandes ojos negros, igual que sus pies porque siempre va descalza. Momo es una niña muy buena, adora la libertad y siempre escucha a las personas, por eso todo el mundo la quiere. Momo es el regalo más hermoso de la ciudad donde está, donde vive ahora y donde están sus amigos.

     La historia de Momo ha sido como un soplo de aire fresco, de ese que te renueva como persona. Es una historia para recordar eternamente, para desempolvar la vida y despertar las ilusiones. Volver a leerlo, ha sido el mejor recordatorio de que la vida es hermosa, es hermoso vivirla y es hermoso disfrutar cada instante de su existencia. En sus líneas se destilan tantas emociones, como el amor limpio y puro de una chiquilla que ofrece su corazón y lo pone a disposición de todo aquel que quiera tomarlo.

     Es una historia repleta de enseñanzas que, por lo que sea , nos resistimos a aprender porque estamos inmersos en un sistema al que nos sometemos, bien porque queremos, bien porque no podemos hacer otra cosa.

     Michael Ende nos regala un torbellino de metáforas a través de Momo. La libertad, la alegría y felicidad, la fraternidad reflejada en cada una de las aventuras con Gigi Cicerone, Beppo Barrendero y Casiopea. Y el amor, sobre todo el amor, que rezuma por todas las partes de esta historia. La lucha por recuperar el tiempo de los agotados y sumisos vecinos de la ciudad, nos demuestra que siempre hay esperanza. Porque en nuestra realidad los hombres de gris son los despertadores por la mañana, los colegios de los niños, los trabajos de los adultos, los jefes y tus suegros que te miran mal porque no eres funcionario.

         

     Este libro debería ser lectura condicionante, que no obligada, en los colegios para enseñar a los niños que han de hacer cosas de niños, y en los trabajos, para enseñar a los padres que la vida solo se vive una vez y que es el instante y el momento lo que importa. No hace falta abandonar todo y coger una mochila y echarse a la carretera, pero sí deberíamos pararnos y reflexionar.

     La felicidad es un sentimiento perseguido por todos los mortales y la mayoría nos empeñamos en construirlo sobre los pilares de las posesiones, porque así lo tienen establecidos nuestros “hombres de gris” y el sistema capitalista con su “bombín gris”. Todos tenemos nuestras flores del tiempo, pero duran lo que dura nuestra vida y no se regala, no se da, no se hereda. Se vive. Y todos tenemos, también, a un maestro Segundo Minuto Hora y es nuestra propia conciencia. Pero, aunque reconozco que es un trabajo por hacer y en el que tenemos que ponernos a una todos, Momo puede contribuir en esto porque es una historia extraordinaria, intemporal y, aunque diga que es más que recomendable, creo que no sería cierto porque creo que es obligado (aunque no fuera políticamente correcto).

     Volver a ti, momo me ha recordado que todo importa, que yo misma importo y ¡qué leches! ¡qué me encanta momo!

Gracias Michael. V.

*  Las imágenes del post han sido extraídas de las siguientes páginas web: contemplacion99.blogspot.com.es, latorredebabel.wordpress.com, lebriciolesulsentiero.blogspot.com.es, blog.educastur.es.

 

Share This:

Traficantes. Una historia con droga de Ricardo Fajardo por Victoria Santisteban.

     Mi segunda incursión en el mundo de los estupefacientes viene de la mano de Ricardo Fajardo. Una temática que no era santo de mi devoción, ni siquiera de la mano de Reverte. Pero como aconsejan ciertos sectores en los que me muevo, no hay que hacer suposiciones ni tener prejuicios con nada. Así que me desprendí del velo de la estúpida idea inculcada a lo largo de los años y dejé la mente en una zona neutra, en blanco y totalmente abierta.

     Los primeros instantes me parecieron sencillos, sin pretensiones. Esos son los hechos y así los relata el autor. Realidad a borbotones. Como ya dije, este es un tema que no me gusta por la dimensión oscura que tiene, basta con encender la televisión y ver la noticias. Pero los personajes no dejan de ser personas con emociones. Ricardo ha conseguido que empatice con el perfil del protagonista que no era de mi agrado a priori.

     Entre desafíos, falta de moralidad y palabras soeces, el autor me engancha con el devenir de Teo, un individuo estigmatizado por el mal carácter que se ve obligado a ganarse la vida de forma poco honrada. Una novela que manifiesta no sólo la historia del actor protagonista, sino del entorno económico, social y burocrático que le rodea.

     Un trágico suceso deriva al caos en el que el personaje se ve en el dilema de hacer lo correcto y seguir la corriente del sistema o hacer lo que mejor sabe hacer. Un sistema que le pone contra las cuerdas y con el que no puede y no quiere luchar.  Una novela de tensión constante y que a pesar del contexto hostil, deja un amplísimo espacio para los sentimientos y la humanidad. Me resulta imposible no visualizar el Seat Córdoba color amarillo canario, el horror y la desesperación de un padre.

     Entre toda esa anarquía, es hermoso como ciertos grupos sociales destilan normas de convivencia basadas en el respeto a la familia por encima de todo. Así a bote pronto, parecería algo muy normal, pero en un mundo donde la droga es el sustento, dejaría pie a pensar otras cosas.

     Una novela con una interesante moraleja que nos vuelve a poner los pies sobre la tierra, en esta realidad de actos difusos, de desidia, de corruptelas y de agonía.

Gracias Pepe. V.

Nota: Las imágenes que aparecen en el post han sido cedidas por el autor.

 

 

 

Share This:

“La pirámide inmortal” de Javier Sierra. Por Victoria Santisteban.

     Siempre que he leído un libro he tenido sensaciones varias (alguna destacable, pero por lo general, normal). Pero desde que me dedico a hablar de ellos, intento exprimir al máximo cada obra e intentar, desde mi humilde posición, extraer todo lo posible, desde lo evidente, hasta el detalle más pequeño.

     A veces lo consigo y, otras no. Pero este no es el caso. Sí tengo que decir que hay aspectos por los que me suelo decantar más, como es el lado emocional de la historia, del personaje y del autor.

     Haber podido disfrutar de una obra de Javier Sierra, además de un privilegio, eso siempre, es como sentir que está delante y corpóreo, mientras te va desgranando la historia con su propia voz, entre curiosa y tenue. Siento una especial admiración por aquellas personas que son cercanas y sencillas y que destilan pasión por todos sus poros por aquello que hacen. ¿Por qué extraña circunstancia, a veces tenemos la sensación de conocer a una persona? ¿Que existe una familiaridad más allá de lo habitual? Pues eso me sucede con sus palabras. Al menos esa la percepción que tengo…

     Aunque ha pasado tiempo desde que me dedicó esas líneas en la primera hoja, he de decir que la espera ha estado ocupada con otras cosas del mundillo. Hay otros tantos que también están aguardando. Y los que vendrán después…

     Opino que cuando un libro te reclama tiempo y te descentra de otras actividades es porque su autor ha conseguido lo que deseaba, envolverte en su realidad. La forma en que el autor nos acerca a acontecimientos históricos, con su halo de misterio, es única. Esta historia, concretamente, nos traslada a finales del siglo XVIII a un Egipto abordado por los franceses, y un jovencísimo Napoleón, con el plan de cortar las rutas principales del dominio británico. Desgraciadamente su pretensión de vencer se vino abajo cuando la escuadra francesa fue hundida por el almirante Nelson. Javier Sierra nos presenta a un joven Bonaparte, con inquietudes, emocional y con un desmedido interés por conocer el secreto de la inmortalidad. Algo nada extraño ya que ha sido la mayor obsesión de la humanidad. Su autor construye de forma muy cuidada esta crónica por lo que resulta interesante encontrar personajes como el conde de St. Germain o Nicolás Flamel.

El joven Napoleón

     A partir de esta obra, el lector decidirá o no alimentar su curiosidad, para adentrarse en una investigación personal que le transporte a otras épocas. Cuando lo has hecho una vez, ya no se puede parar. Es terrible y satisfactoriamente contagioso. Esta historia pasará allí donde están los que me han turbado, allí donde regreso de vez en cuando a rememorar sensaciones. Cuando un libro activa tantos resortes, algo grande ha concebido su autor.

     Deseo que la “pequeña pirámide” que el autor encontró en tierras almerienses, le gustase tanto como yo he podido disfrutar con su libro. “Ella” se hizo con mucho amor.

Gracias Javier Sierra. V.

* Las fotografías han sido extraídas de la web www.javiersierra.com con expresa autorización del autor, excepto la última que ha sido extraída de la web www.avizora.com.

Share This:

“Cartas al vacío” de Gemma Serradell. Por Victoria Santisteban.

     Efectivamente Gemma, mi intuición no me ha fallado. Aunque he tardado (porque llevaba, y llevo, más ejemplares a la vez, a pesar que normalmente no me gusta hacerlo), aquí te cuento cuáles han sido mis sensaciones.

     Realmente me ha parecido un libro emocional e intimista, muy tuyo. He cogido el testigo de tus cartas al vuelo, así como cae una hoja del árbol y la recoges porque intuyes que guarda un mensaje sólo para ti.

La autora, Gemma Serradell

Algunas de tus palabras me han sabido incluso mías, hasta ese punto has conectado conmigo, con anécdota añadida porque a veces me veía gesticulando con expresión de “claro,  es que es así”. He sentido mucha humanidad de ti, cariño y rabia, dolor y pena, miedo, tristeza y fuerza. Y todo eso, en un mundo que va demasiado deprisa, se agradece.

En tu libro haces un viaje en el que haces escala en el optimismo y en el pesimismo, volviendo a la ilusión y al amor, como ave fénix que renace de sus cenizas. En tus propias palabras: […] Vuelves a volar, y a valorar el sol, las sonrisas de los demás, y de repente descubres la tuya, y tus ojos vuelven a brillar[…].

Me siento bien al ser una de las receptoras de tus cartas y de haber empatizado con el personaje de cada una de ellas.

Aunque el abismo mire dentro de nosotros, eso no le da carta blanca a poseernos. Para eso, podemos ayudarnos de palabras como las tuyas que nos enseñan que puede haber un punto y seguido. Por eso mismo, habrá que ser más atrevido y lanzarse a la vida. La peor zona de confort existe si la alimentamos.

Gracias Gemma. V.

* Las imágenes que aparecen en este post han sido cedidas por la autora.

Share This:

“La justicia manchada de España”. Reflexiones y vivencias de un abogado. Vol. I. Por Victoria Santisteban

     Darío Fernández Álvarez es un abogado criminalista de una talla difícil de encontrar, fuera de la escala del nivel. Debiera ser habitual tener abogados profesionales, de convicción y vocación en esta España nuestra, y no sucede así, aunque haberlos haylos, pero andan muy escondidos. Nacido en Santa Fé de Mondújar, provincia de Almería, tuvo una especial situación familiar que no le impidió ser lo que fue y lo que es.

13

    Darío Fernández decía con sus propias palabras, “Me han exiliado de la profesión por asfixia del sistema, ¡cuántos obstáculos he vivido para poder ejercer una abogacía decente! Y es que en los tiempos del “no ha lugar” por sistema (y la prevaricación) en el que los jueces eran (¿son?) más de conveniencia que de formación y los propios colegios de abogados tenían una casi nula resonancia, empezó a sobresalir un abogado de renombre (Su caso legal más conocido y mediatizado fue el Caso Almería). Y es que nuestro sistema parecía (¿parece?) estar lleno de fisuras tan colosales, como si de la Tectónica de Placas estuviésemos hablando. Un sistema corrompido por la arrogancia y prepotencia del “trinomio”. Las comparaciones son odiosas, pero cuando se trata del sistema judicial, es un deber y Europa puede ser uno de los mejores espejos en el que mirarse.

El letrado Darío Fernández Álvarez

     Darío Fernández nos relata en este libro algunos de los casos en los que queda patente toda esta desfachatez y despropósitos.

    Yo no soy abogada, no tengo, ni de lejos, el perfil en el que hubiera pensado este señor, cuando escribió el libro. De hecho, su epílogo está dedicado a jóvenes abogados. Pero tengo curiosidad y el hecho de leer y estudiar (sí, estudiar) este valiosísimo ejemplar ha sido algo indescriptible. Me he enfadado, he llorado, he reído y he investigado. Me he sentido muy activa. Pero también, he conocido locuciones, actuaciones y protocolos del contexto judicial que desconocía, tanto los correctos, como los que no son correctos, e incluso, los atroces e injustos.

    Ha sido un viaje por sus palabras y sus sentires. Quiero mirarlo desde la justa perspectiva en la que un hombre, abogado, se dedicó en cuerpo y alma a hacer su trabajo de la única forma que conocía, bien hecho (“Mi conciencia es mi único legislador”). Soy una privilegiada por haber disfrutado de su clase magistral y por sentir la llamada del conocimiento y la verdad. En alguna ocasión que alguien me he preguntado por esta lectura y, por ende, Darío Fernández, siempre he contestado lo mismo: Darío Fernández Álvarez es lo mejor que ha parido el derecho en este país y es de Almería.

Gracias Sr. Fernández Álvarez. V.

*Las imágenes han sido extraídas de la web www.arraezeditores.com y de www.noticiasdenavarra.com.

Share This:

“Manual de parapsicología para jóvenes investigadores” de Antonio Jesús López Alarcón y Mar Contreras Morales

     Una lectura muy recomendada a jóvenes inquietos, a jóvenes interesados por el misterio y a los que, en general, se interesan por las cosas. Dicen que la curiosidad mueve el mundo (Conocida es la afirmación de Aristóteles según la cual lo que propiamente habría movido a los hombres a filosofar fue el asombro o la admiración), así que el mundo del misterio bien puede ser una forma de empezar. Y que mejor forma de hacerlo que de la mano de Antonio y Mar, a través de este libro.

51aqy4fe8l

     Este manual establecerá las bases para convertirse en un investigador con solera. Antonio y Mar han dado a luz una obra llena de historias, hechos y fenómenos tal cual, limpias y sin contaminar, para que a partir de ellas, el joven investigador, se interese por saber más; el cómo, el cuándo, el dónde, quiénes y por qué… Además para aprender, a su vez, cómo obtener esa información, sobre todo en una era digital en la que abundan los fakes. Por eso Antonio y Mar aportan consejos para llevar a cabo esa investigación de forma correcta, no solo cribando sino contrastándolo y haciéndolo de forma respetuosa.

15697699_954468444684937_6308018078444213137_n

     Este ejemplar les enseñará qué son la psicofonías y les contará la historia de las caras de Bélmez, conocidas como teleplastias. Aprenderán a diferenciar entre un fantasma, un elemental y un ectoplasma. Conocerán el famoso caso de la casa encantada de Amityville. Qué son los ovnis, sus tripulantes y por qué suceden abducciones. ¿Quiénes son los sensitivos y mediums? ¿Por qué suceden sincronicidades y qué son?

    Este manual sencillo, con un lenguaje cristalino, no solo aporta un guión fascinante, sino que traslada valores ejemplares como el respeto, constancia y responsabilidad. Valores que se aprenden en el seno de la cultura y que nacen en la institución educativa.

14671197_10207169738177225_8349361023123240045_n

    Otro punto a favor de este manual, es el prólogo de primera, de la mano de Jorge Barroso. Una persona interesantísima que pude conocer, mejor, en Motril. Y una gran contraportada de Óscar Fábrega. En fin, un compendio muy fino y elegante con un vocabulario adecuado.

51-62pwctsl

Nada sucede por casualidad. Así como llegan personas y circunstancias a nuestras vidas, así llegan objetos como los libros, que al final se convierten en apéndices de nosotros. Imagínense un gran árbol de la vida que empezó siendo una semilla…

Antonio, Mar, gracias por iluminar el camino de las personas. V.

 

Share This:

“Almería, secretos y misterios” de Alberto Cerezuela. Por Victoria Santisteban.

Haber leído este libro me han generado varias sensaciones. Por un lado, la de gratitud, una gran gratitud hacia Alberto por la inquietud que le profesa a esta tierra almeriense y sus historias. Por otro lado, curiosidad, el motor del mundo (Lo único bueno que me me dijo una persona hace ya muchos años), una curiosidad que me hace percibir mi tierra con otros ojos, con expectación. Y es que, aunque me vuelva a repetir, vendemos mal o poco nuestra provincia. Porque tenemos una riqueza cultural tan grande como la que más.

índice

Tengo que decirte que la antesala de las citas, me fascina. Quizá sea un detalle nimio para otras personas, pero a mi me encanta empezar el título o el apartado con una cita. Igual me pasa con las introducciones. Una estructura más que interesante.

Por citar alguna historia en concreto, el origen del espiritismo en Almería cuya afición era seguida por sectores adinerados, ha sido más que jugoso. Al igual que los cortijos encantados o las historias de Fort Bravo…Me he visto atrapada por la historia del barco Valbanera, que me refrescaba mi antigua afición por las historias y leyendas marítimas (como el triángulo de las bermudas, entre otras). Me vi sobrecogida por el accidente de trenes en Fiñana, ya que los orígenes de mi familia materna están allí y desconocía por completo esta historia. Curiosos y rocambolescos los acontecimientos de Sealand, dignos del guionista más valiente…

conchita-robles

Recuerdo la crónica de lo acontecido con Adriana García y su trágica muerte, seguramente de la ruta nocturna que compartimos unos amigos y yo contigo. Una historia de la que se pueden extraer, sin duda, fragmentos socioculturales y políticos más allá de lo acontecido.

Cuando una ciudad calla y oculta secretos, sucede lo mismo que a una persona que no integra su pasado en su vida, sobre todo cuando este es doloroso, que se enquista, hasta que se vuelve enfermedad y hay que operar. Yo soy de las que opinan que hay que aceptar y hablar. Resolver el pasado, porque sino suceden cosas. La ciudad es un ente que siente a través de los lugares , las personas y sus leyendas (y no tan leyendas) y a veces grita. Buena nota de ello has dado en el libro. Creo que Almería lleva gritando mucho tiempo de dolor, como otras tantas ciudades de nuestra geografía…Por culpa del olvido y la desidia .

Opino que este ha sido el colofón perfecto a una serie de “historias del otro lado”, por llamarlas de alguna forma. Seguramente hay más historias por ahí, pero entiendo que, a veces, se hace cuesta arriba ir contracorriente. Almería tiene mucho que avanzar, integrar y asumir. Y eso lo aporta la cultura, el saber y el progreso. Sirvan como ejemplo tus trabajos para que nos ayuden a refrescar el inconsciente colectivo.

Decirte por último, Alberto, que esa “esencia de antaño” aún no se ha perdido. Algunos la seguimos conservando, aún siendo de ciudad…

Gracias. V.

 

Share This:

“La Almería extraña” de Alberto Cerezuela. Por Victoria Santisteban.

En mi incansable camino por satisfacer la curiosidad que me suscita mi tierra y el misterio, sigo con mis lecturas de escritores almerienses. En este caso, vuelvo a repetir autor, Alberto Cerezuela.

libro-la-almeria-extrana1

Esta tercera entrega de Alberto, La Almería extraña, me atrapa de nuevo, porque no podía ser de otra forma y ha sido aún más apasionante, porque la mayoría de las historias me eran algo más afines, bien por proximidad, bien por propia inquietud.

En cualquier caso, tengo que decir que, aunque tu experiencia, se aprecia desde el principio de tus obras, no me cabe duda, en esta entrega se nota esa madurez de aquellos que llevan sobre sí una veteranía más que trabajada. Es un “todo”, cómo lo expresas, cómo lo percibes. Es ese bagaje emocional que se respira a través el baile de las palabras. Todo un dechado de percepciones para los sentidos (por eso voy anotando, para ir aprendiendo de todos vosotros).

En cuanto a las historias, ha sido difícil escoger. Desde que tomaste aquel americano con José del Pino en el kiosko Amalia, fue complicado desconectar del libro, aunque tuviera que hacerlo ex profeso, para centrarme en otras obligaciones. Pero, ya se sabe, que los “artistas de las letras” son tales porque consiguen tener al lector enganchado, aunque no tengan el libro físicamente en sus manos. La historia de los refugios y la guerra civil no me es indiferente. ¿Quién no tiene un antepasado caído en desgracia por esa insensata guerra? Por circunstancias y/o casualidades no los he visitado aún. Lo tengo pendiente de mentalizarme y prepararme.

Refugios

En cuanto a los Personajes extraños y Singulares decir que, aunque es un tema que no es santo de mi devoción, ha sido llamativo conocer a todos y cada uno de ellos, aunque la ignorancia haya campado a sus anchas a lo largo y ancho de esta tierra, hasta hace muy poco…

Conocía la historia de las Ánimas benditas desde hace tiempo. Historia que pude ver, también, en el programa Cuarto Milenio. He de confesar que una época muy desgraciada de mi vida, estuve a punto de dejarme caer por allí, por propia desesperación.

Estar situados dentro de una franja sísmica, tenía que reportar a Almería algún que otro suceso, extraño o no. En este caso, Alberto trata el episodio de Vera con impecable rigurosidad. Me quedo con la duda de quién pudo ser el artista del Sagrado Corazón. Un tema que me descoloca y me causa malestar es el relacionado con la religiosidad y los exorcismos. Por eso creo que la forma de abordar este tema tan sensible, ha sido sensata y respetuosa. Me causa estupor ver hasta donde llegan algunas personas, su inconsciencia y oscurantismo.

Gracias por volvla-casa-del-cine-de-almeria-turismo-300x250er a refrescar mi memoria con la crónica de la Casa del Cine. Aún tengo recuerdos de la ruta nocturna cuando nos dabas testimonio de ella. Esta casa me producía un gran impacto cuando era pequeña. En aquel tiempo estaba yo en la Salle de las Chocillas (barrio de Los Molinos) y no había día que me apostara frente a ella como una boba. Era una sensación entre intriga, curiosidad y miedo.

En este punto creo que la historia que más me ha interesado, ha sido la del Asesino de los barrancos. También la recuerdo de la ruta nocturna, aquel viernes por la noche. Me parece un relato de investigación lo bastante sólido, como para que se tome en serio. Por ende, soy admiradora de Vicente Garrido, con lo cual, esto ha sido una auténtica dádiva para mi.

Desconocía la historia de las Dos Torres de Benahadux. Solía ver edescargaste cortijo en la lejanía cuando estudiaba diseño gráfico, ya que iba casi todos los días a esta localidad. La singularidad de la arquitectura me llamaba la atención y siempre tuve ganas de conocer su biografía. Aunque sea escéptica en algunas cosas (siempre, desde el respeto), sé y me consta que existen lugares que mantienen las energías del pasado, viéndose impregnados de las vivencias de quienes habitaron en ellos. En esto, siento muy pocos recelos.

Para finalizar, decirte que contar con la colaboración de dos monstruos como Iker Jiménez y Jesús Callejo, me ha parecido el colofón magistral a tan excepcional trabajo.

Gracias. V.

Share This:

“Almería con otra mirada. Guía de la ciudad” de Jesús Muñoz. Por Victoria Santisteban.

Leer esta guía de Almería ha significado para mi una reconciliación con mi tierra. Pero no en el sentido literal, no. Como muy bien dices Jesús, en el prólogo, somos algunos almerienses los que relegamos a nuestra ciudad por lo que no sabemos transmitir su grandeza, que es inagotable. Supongo que la edad, la experiencia o la madurez, nos da la perspectiva adecuada para apreciar el suelo que pisamos. Por eso al leer cada página, al mirar cada foto, se me erizaba el vello al comprender al fin, toda la majestuosidad que encierran las calles de Almería. portada-Almería-Otra-Mirada

fotoredondo

Una guía que no he sentido como la típica. Ha sido una ruta de emociones, en las que alguien me llevaba de la mano por esas calles y barrios y me iba relatando, con mucho cariño, cada detalle, historia y su origen; era como seguir sus pasos mientras escuchaba su voz cuando hablaba con las personas del lugar: quién, cómo, por qué…

He aprendido muchas cosas que desconocía, no siento vergüenza en decirlo. Sentiría vergüenza si me lo callara. Algunas sí que las sabía y otras las tenía frescas y recientes de mis lecturas de Alberto. Me he emocionado sobremanera al llegar al barrio de los Molinos y ver “El Molino” de los Díaz. Fueron tantas las veces que jugué allí de pequeña. Aunque no fue el barrio que me vio nacer, ya que éste fue Regiones devastadas, sí que fue el que me acogió en adopción. Las casas de Durbán, cerca de la carretera Alhadra, durante 30 años. Unos gratos recuerdos, otros no tanto. No se me podrán olvidar aquellos años en los que nuestras calles no estaban alfaltadas y jugábamos a la comba, a la rayuela, al elástico, escondite…Y nos metíamos cada leche en el vasto suelo, y tan panchos. Nos jugábamos el tipo a diario, pero como si nada. ¡Ay, bendita juventud!

imagesSí que es verdad esa expresión “voy a bajar a Almería” o “voy a Almería” cuando teníamos que hacer algo en el centro. La he escuchado toda mi vida. Y creo que aún se conserva.

Recuerdo la rambla antes de ser modernizada, el antiguo kiosko de Chirivía, la estación de tren, muchas tiendas de toda la vida de las que muchas han cerrado, ir al Paseo a pasear y comer pipas del pipero. Recuerdo la plaza de San Antón, cuando jugábamos mis hermanos y yo con nuestros amigos del barrio de Pescadería, allá por finales de los años 70.

Como puedes ver Jesús, lo que me he emocionado con este lportobabelibro no es poco. El otro día te decía que me había parecido un libro muy dulce, porque  había conseguido rescatar muchos recuerdos de mi niñez.  Pero además es elegante, muy bien documentado y, creo no equivocarme, cuando digo que bien podría ser “La guía” referente para recorrer Almería, libro en mano. (Espero que ya lo sea).

Ha sido tan bonito leer esta guía y vivirla, que he decidido regalársela a una persona muy especial, con tu permiso. Esta persona vive a 13.000 km de Almería, pero cuando le hablo de mi tierra, se le iluminan los ojos. Con admiración, a mi querida Stella Feng, que se esfuerza tanto estudiando español cada martes y jueves. This is the first step, Stella.

mmexport1463992314015

Jesús, gracias por un libro de este calibre. Gracias por tu tiempo, tu investigación y tu pasión por Almería. Se respira en cada palabra tu adoración por esta tierra y eso, amigo mío, es una belleza. V.

Share This: