Qué es Nfasys o El Blog de Victoria Santisteban

Buenos días a todos/as. Este post es para contaros un poco qué es Nfasys o El Blog de Victoria Santisteban.

Como sabéis, algunos/as, antes Nfasys era una librería (bueno era más que eso, librería, academia de clases particulares, Informática-venta y reparación y, últimamente, hasta perfumería y herbolario). Mi marido Francisco García López fue quien en 2004 creó su empresa haciéndose autónomo, dejando su trabajo, para centrarse en lo que le gustaba, la informática. En 2005, llegué yo a su vida. Coincidió con los JJMM, Juegos del Mediterráneo que se celebraban en Almería. Fue un año fantástico y mágico.

Cuando la economía empezó a apretar y la crisis tocó a nuestra puerta, tuvimos que reinventarnos. Entonces mi marido empezó a hacer artesanía energética (se les conoce como orgonites) y yo artesanía en fieltro. Así, que con eso, mi artículos de librería, herbolario, inciensos y tattoos temporales (eran la sensación en verano, todos querían hacerse uno y se formaban colas para ese fin), empezamos a echarnos a la calle participando en mercados artesanos. Mucha buena gente hemos conocido ahí, como mi Maria Fernandez Hernandez (yo le llamo mama y, sin acento). Es una de las personas más grandes que he conocido en esta vida. Ella y Tomás, su marido (yo le llamo el papa y, sin acento. Los quiero como si fuesen mis padres, o más). También me reencontré con Concha Durante, una gran fotógrafa y una superviviente con mayúsculas (que ya conocía de boutique libre, todo un referente de la moda en Almería). Entonces otra persona, súper importante, llegó a mi vida, Silvina. Ya la conocía por otros menesteres y vivía por la zona por la que solíamos poner el mercado de artesanía. Ella ha condicionado, para bien, mucho en mi vida (sabes que te quiero). Hemos hecho muy buenos amigos, como Noemí Domene, un amor de persona (¡tenías que haber sido mi profe de inglés!) y nos hemos desengañado con muchos otros. Los mercados a veces eran buenos y, otras veces, un horror. Hemos pasado frío, calor. Nos hemos reído, llorado, enfadado. Hemos sufrido, pero por encima de todo, hemos crecido, hemos avanzado, nos hemos reinventado como personas.

Tampoco quiero olvidarme de mi otra gente, pero si supierais cómo tengo la cabeza… Las chicas del comando: Anamaria Alonso Fuentes, Isabel Maria Medina, Paqui de entrefieltros. Por otro lado Juan (Jota Moly), Sara y su baby Luca. Gracias, of course!

La vida en los mercados y la artesanía energética nos conectó con Belen Cosin Corral y Javier Alcalde Peralta. Uff, me emociono sólo con recordar cómo nos conocimos.

Así y con todo, el destino quiso que la vida nos diera un giro de 180º. Mi marido es entrenador Nacional de fútbol y esto nos ha llevado allende fronteras, a unos cuantos kilómetros. Yo con él, por supuesto. Quien me conoce, sabe que me apunto a un bombardeo. Después de pasar dos años fabulosos, nos encontramos en el tercer año de experiencia asiática. Todo esto, compaginándolo con estudios de idiomas. Pero la vida no se detiene ante nada y alguien con el que llevaba luchando toda mi vida, cuando, por fin, le perdoné, cuando por fin, empezó a ser él, mi padre, vino ésta desalmada hija de mala madre y me lo arrebató. Eso me ha dejado fuera de juego durante un tiempo. Aún se notan las secuelas, pero es la vida…

Pasado un tiempo estuve formándome para sacar adelante la empresa de la mano de Javier Rivero-Diaz y Wilma Conde entre otros (vosotros me caéis mejor…😘). En esos cursos y talleres conocí a Fina L. Arias (un ejemplo de emprendedora a seguir y excelente persona y más amiga), Samantha Grange (Una tía genial muy muy activa), Fran Fernández Saldaña (Una pedazo de profesional con los pies bien puestos en el suelo),  e Inma. Y a mi campeón, Fernando Castilla, que nunca dejé de confiar y creer en él. Fue desde que le vi. Son esas sensaciones que te da la gente cuando la miras…Buenos recuerdos (aún guardo los apuntes y fotos).

Nfasys como tal, desapareció, y el blog de Victoria Santisteban le sustituyó, pero no del todo. Su nombre sigue como carro que tira de mí, para no olvidar nunca de dónde vengo. El blog iba a ser tarea de mi madre (la de verdad), porque ella siempre ha sido una lectora insaciable. Tengo grabada a fuego su imagen leyendo novelas de Corin Tellado. Y, después, todo lo que caía en sus manos. Yo no le llego ni a las suelas de sus zapatos en lectura. Pero sí que he terminado por imbuirme en este mundo de la mano de mi Blog. Bueno, el experimento con mi madre no salió bien y al final, yo tuve que tomar las riendas del blog.

 

Es un blog humilde, sin pretensiones, nada más que las que me impongo yo. No me leo 300 libros al año, para nada. Ni siquiera uno a la semana, pero soy yo la que se marca el ritmo, junto con el resto de cosas. Además, tampoco me reporta beneficio económico, pero sí me llena como persona. Me he centrado un poco más en los últimos tiempos en él y llevo dándome cuenta hace tiempo que las RRSS son impersonales, egoístas y hasta vulgares y soeces. Que mucha gente prioriza tanto lo suyo, que duele. Pero, por desgracia, hay que estar aquí y, como el que intenta abrirse paso entre una maraña de gente, luchar por seguir dándose a conocer.

Y en eso estamos…

Saludos. V.

Share This:

Publicado por

Victoria Santisteban

Digamos que soy una lectora casi tardía (siempre me gustó leer, pero la pasión llega más tarde). A veces falta tiempo material, como a todo hijo de buen vecino, pero ya no tiene nada que ver con el tiempo pasado. Gracias a todo lo que he vivido, sobre todo, gracias a mi madre (que devoraba todo libro que llegaba a sus manos) y a sus momentos con Corín Tellado, aquí estoy haciendo lo que me gusta: escribir sobre los libros, sus líneas, sus letras con historia, de sentimientos entre párrafos...Y gritar cien veces y otras cien mil más que ¡necesitamos héroes anónimos que lean! Porque leer es sano, nos hace cuestionarnos las cosas, nos hace más felices, mejores personas y con una mayor capacidad de compresión del mundo que nos rodea.

Deja un comentario