Enigmas y leyendas de Almería de Alberto Cerezuela. Por Victoria Santisteban.

Me ha parecido un libro que se deja leer muy bien. Una relación de historias que todo almeriense tendría que conocer y que muchas pasan de generación en generación. La gran mayoría se convierten en leyendas por el paso del tiempo; otras son enterradas  bajo el olvido consentido del que no quiere recordar; y otras, simplemente, por desidia.

libro-enigmas-y-leyendas-de-almeria2Alabo la labor de Alberto que lleva a Almería como estandarte. Todavía algunos (y me incluyo), deberíamos aprender de él, porque lleva muchos años investigando y desgranando historias, para luego trasladárnoslas a nosotros. Yo, a esto lo llamo “barrer para dentro” que es justo lo que deberíamos hacer todos. En este sentido sí que conozco a gente, a la que suelo seguir en las redes, muy concienciada con nuestra provincia. Ahora mismo se ocurren nombres como Jesús Muñoz, los chicos de Tempus Fugit, Poetas del Sur, Almería, rincones y encantos, Juan Moreno Gómez, Almería me gusta, Alberto Cerezuela, sin duda, gente de antaño y de las nuevas generaciones; el propio David Bisbal, Juan y Medio, etc…Aún así, creo que falta mucho por hacer, sobre todo por parte de políticos y/o poderes fácticos.

3-las-sombras-del-cervantes_dvd.originalDicho esto, decir que ha sido muy interesante esta lectura, entre otras cosas porque visualizaba los lugares que aparecían porque muchos los conocía. Así se hace más atractivo, porque era como era como caminar por ellos a la par que se sucedían los hechos (salvo Laroya y Alcolea, que no conozco mucho).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

He disfrutado con los detalles de la Casa del Cine o Cortijo Romero, vamos la casa donde se alojó John Lennon, porque yo viví muy cerca de ella unas cuantas décadas. Además, durante un curso escolar estuve en La Salle de las chocillas y esa casa era pasto de nuestras bromas porque nos retábamos a entrar en ella (yo nunca lo hice, claro).

casa-del-cine

Como el barrio donde vivía era Los Molinos, tenía, también, muy cerca la Parroquia de Saimagesnta Mª Magdalena. De hecho, iba asiduamente cuando era pequeña. Alguna que otra vez me confesó Don Alfredo (No sirvió para nada, por supuesto)… Bueno, en ningún momento se me hubiera pasado por la cabeza que parte de la cruz de Jesús de Nazareth estuviera allí, algo tan importante, en la iglesia de mi barrio, no sé se me hace muy lejano. En este sentido, creo que a esta provincia le faltan “Grandiosidades”. No porque no hayan pasado, que sí, sino porque puede ser y porque esta provincia siempre ha tenido potencial, no me cabe ninguna duda.

Alberto, solo puedo agradecer infinitamente tu dedicación a esta tierra, a promover la cultura, la lectura (que sí, que en Almería se lee, por mucho que se empeñen algunas estadísticas de internet de lo contrario). Te debemos mucho, porque te lo mereces, porque eres “buena gente”, comprometido y muy, muy simpático, ¿por qué no?

Ahora, a por el siguiente…

Gracias, V.

 

Share This: