“ComoVenderMas.com” de Javier Rivero-Díaz

Como siempre la sencillez y la claridad están presentes en un compendio de básicas reglas que están a bien de ayudar al empresario. Siguiendo estas pautas, no solo crecerá la red de colaboradores, sino la de clientes contentos y satisfechos de trabajar con quien también lo está, Alegre. No puedo estar más de acuerdo con la idea que dice que el empresario feliz, tiene clientes felices. Por eso éste último se encargará de repartir su felicidad, corriendo la voz.

51fgpIAL-mL._SX350_BO1,204,203,200_

Asimismo, estoy a favor de personalizar el agradecimiento dándole este toque tan original, como es en modo vídeo, “Videoagradecimiento”. Desde mi humilde punto de vista empresarial, sería un grandísimo placer y una inmensa alegría recibir algo así por parte de alguien, proveedor, cliente o alguien que te ha conocido a través de. Como clienta, que alguien te de las gracias de esta forma tan hermosa, supone que voy a convertir en viral mi experiencia con todos mis contactos, amigos, familiares…

Quizá porque el momento, la historia, el estado de ánimo, la economía, la crisis, todo un cúmulo de circunstancias, es el adecuado, o simplemente porque sí, la dimensión empresarial está cambiando y es que necesita hacerlo. El perfil del empresario es distinto, ya no es como el de antaño, con carácter agresivo y casposo. Ahora el empresario es humano y emocional (y, además, es cualquiera que tenga una buena idea cotejada) y eso el cliente lo valora sobremanera. Como ejemplo pondré el hecho de volar en dos compañías distintas: Una, no diré el nombre, solo que es alemana, cuyas azafatas se caracterizaban por su frialdad, no destacaban por su empatía precisamente (un palo tiene más sentimientos). La otra, una compañía china, todo lo contrario. Sus azafatas, todo amor y serviciales, sonriendo todo el tiempo y haciendo todo lo posible por darte un servicio excepcional. Dos empresas del mismo sector con sensaciones totalmente opuestas. Pues con todo lo demás, es igual.

Creo que te lo he dicho en alguna otra ocasión, “lo bueno si breve dos veces bueno”. Un libro muy práctico, esencial si me permites. Cada paso importante. Tengo pendiente trabajo con él, lo sabes. Me quedo con la idea de la red de colaboradores (agradecimiento por colaborar con alguien). Algo sumamente interesante y que ya estoy viendo por las redes sociales desde hace algún tiempo. Nosotros mismos lo llevamos poniendo en práctica hace tiempo, aunque sin recibir nada a cambio, porque sabemos que los buenos actos te son devueltos de otra manera.

Javi, sabes que con esto me reafirmo en lo que ya vi en ti la primera vez, amor, sinceridad, transparencia, sabiduría y sencillez…No me cansaré de decir que eres un monstruo de la economía y de las emociones, ambos conceptos muy de la mano. Porque al final la esencia es el amor, que lleva todo a buen puerto. Y en el mundo de la empresa aún más y así debería ser siempre.

Desde el gigante asiático te enviamos un gran abrazo. Sabes que te queremos, pero te lo decimos otra vez…Te queremos!!!!

Share This: