“Aislado de ti” por Victoria Santisteban

Amor en tiempo de pandemia. Porque el amor es atemporal, no tiene fronteras ni cadenas que le confinen…

Amor en tiempo de pandemia

Confinado en el pasado reciente

Anhelo tu mirada sosegada

La que fue rutina nos es cortada

Y vuelve a nosotros frecuentemente.

Me agarro con sentimiento ferviente

A su inexcusable llegada ansiada

Oír la respiración de mi amada

El sonido de su verbo inocente.

¡Ay su almohada emana su perfume!

Embarga mi alma, apenas yace muerta

Abrazado, no vencido e incólume.

Amor verdadero

Y percibo que esta vida presume

De robármela de forma encubierta

Por algo invisible que la consume.

V.

Share This:

Una poesía al solsticio y los amores de verano.

Solsticio

 

Ha desaparecido un trozo de mí y

he caído en la cuenta

que tengo que aprender a vivir.

Pero el duelo me ha dejado un agujero.

Un agujero, redondo todo él.

Para llenarlo tengo que poner esmero,

y no sé muy bien con qué.

 

El solsticio me ha devuelto las horas perdidas.

Donde habitaba el baldío desierto,

ahora campos fértiles de fuego

orientan las horadadas heridas.

 

Pero, ¿alguien me puede explicar?

Solsticio de verano – poema

Mis tórridos sentidos te devuelven a mí de repente.

Te desenfocas en la espuma del mar,

tu imagen a contraluz se torna iridiscente.

Como la arena, te deslizas entre mis dedos,

ha sido el espejismo en la orilla

el que va soslayando mi pensar.

 

Quiero retenerte y sentir tus acordes,

me agarro a notas en el aire

pero no puedo escuchar la armonía de tus ojos

y la música de las caracolas.

 

¡Ay!, ¿alguien puede escuchar?

 

El pasado me atrapó en tus risas

el estío me retiene en la locura.

En nuestro delirio hermoso me perdí

con él lleno mi agujero de amargura.

 

Cada veintiuno retorno a gritar

¿Por qué te lo quedaste mar?

Lavanda y una rosa blanca.

 

Aquel solsticio dejó un agujero

dentro de mí, redondo todo él.

 

  • Imagen extraída de www.1freewallpapers.com.

 

 

 

 

 

 

 

Share This: